Tipos de iMac

Tipos de iMac

Hablar de Apple es sin duda hablar de los iMac, ordenadores que hicieron historia gracias a sus avances e innovación. Y no solo la hicieron, sino que hoy siguen siendo un referente en cuanto a informática se refiere. El iMac es uno de los equipos más deseados del mundo por quienes buscan algo que ofrezca buenas prestaciones, facilidad de uso y una calidad digna de destacar. Veamos algo de historia acerca de esta computadora, que hoy es bastante diferente de como era cuando nación.

Ya os hemos hablado anteriormente de los tipos de Macbook, hoy os pondremos un poco al día de los tipos de iMac (e iMac Pro) que se han sucedido hasta el día de hoy y lo que vendrá en la próxima generación, de iMac o sus «sucesores».

Los primeros iMac y sus llamativos colores

El primer iMac apareció en el mercado en 1998, casi con la entrada del nuevo siglo. Una de las características más atractivas era su apariencia, con colores diferentes para elegir. El que más gustó fue el azul marino transparente, que más tarde se sustituyó por una nueva gama de colores.

La pantalla era muy parecida a un televisor CRT, y llegó a tener un procesador de 700 MHz, un disco duro de 128 GB y una RAM de 1 GB. Todo un hito para esa época. Hoy se pueden encontrar algunos modelos operativos, que son auténticas piezas de colección.

Las pantallas se aplanan

La siguiente generación de iMac destacó por su diseño y por tener pantalla plana, cuya base que servía como soporte ocultaba la CPU. Solo dos años después este pie dio paso a un soporte que aún hoy se utiliza, y todo el ordenador se colocó tras la pantalla, dando la impresión de que es esto lo único que tenemos encima de la mesa. Apple siempre se ha diferenciado del resto de fabricantes por prescindir de la torre e incluir todo el hardware en un equipo compacto, salvo el teclado y el ratón.

El iMac Core Duo

La llegada de los procesadores de Intel al iMac supuso un nuevo hito en la historia. Para 2006, incorporaban doble núcleo, capaces de llegar a los 2,33 GHz. Además, las pantallas tenían un tamaño de hasta 24 pulgadas, ideales para desarrolladores y trabajadores gráficos.

La segunda generación de estos iMac vino acompañada de materiales ligeros como el aluminio. Las pantallas se siguieron haciendo más planas, lo que unido a la potencia de las tarjetas gráficas mejoraría todavía más la calidad de la imagen.

Para 2008, el iMac tenia 4 GB de RAM y cada núcleo de procesamiento podía llegar a los 3,6 GHz de potencia.

Llegan los Core iX

A partir de 2012 entramos en lo que podemos definir como el iMac actual, con procesadores i3, i5 e i7. Los discos duros aumentan su capacidad y la RAM se hace mucho más potente. De hecho, estos ordenadores se pueden encontrar en el mercado de segunda mano aún a precio altos, ya que a pesar del tiempo que tienen siguen ofreciendo un rendimiento a la altura de equipos mucho más modernos.

Además de estas mejoras, otras como la pantalla retina y una renovación estética bastante interesante convierte a los iMac actuales en ordenadores de alta potencia. Algunos modelos tienen 8 GB de RAM de serie, procesadores de última generación y discos duros de 1 TB mínimo. Además, son los más delgados que se han fabricado hasta la fecha, e incorporan los puertos más avanzados, como el USB 3.0 y el Thunderbolt.
Otro detalle llamativo es que el iMac ya no tiene unidad óptica. Al igual que hicieron con el disquette, Apple ha eliminado el lector de CD y DVD. Una nueva tendencia que algunos empiezan a imitar, como han ido haciendo con el paso de los años.

El iMac del futuro

Vaticinar qué aspecto tendrá el iMac dentro de unos años es un tanto arriesgado. Sobre todo teniendo en cuenta que la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso y que Apple está presentando solicitudes de patentes como Liquidmetal, un material exclusivo de la marca. También se apunta a pantallas aún más finas, flexibles y ligeras, aunque en el caso de los equipos de escritorio no parece ser una prioridad, a diferencia de los portátiles y tablets.

Algunos apuntan a que, como Macbook, iMac podría ser sustituido por un iPad en unos años. Evidentemente sería un equipo mucho más potente de los que conocemos hoy, con un tamaño de pantalla de entre 21 y 24 pulgadas que tuviera conexión directa con el teclado y el ratón, pero que también podría ser usada sin periféricos al ser táctil. Es pronto para saberlo, así que todo esto en realidad es ir bastante lejos.

En cualquier caso, los equipos Apple de segunda mano seguirán siendo muy valorados porque sus prestaciones están bastante por encima de algunos ordenadores que se venden hoy nuevos, y no solo de gama media. Sus procesadores, capacidad de memoria RAM y almacenamiento hacen que quien compra un iMac pueda disfrutar de él durante mucho tiempo como el primer día.
¿Qué tipos de iMac crees que habrá dentro de unos años? ¿Cómo te gustaría que fuera tu nuevo ordenador en el futuro?

::: ACTUALIZACIÓN :::

Concepto rediseño iMac
Tal y como se imagina el iMac del futuro el diseñador Lorenzo Mariotti

Los nuevos iMac ya cuentan con procesadores Intel de novena generación y gráficos Vega, según Apple puede mejorar el rendimiento hasta en un 240%, y para la gente que trabaja con programas con grandes exigencias gráficas la llegada de Radeon Pro Vega puede aumentar el rendimiento gráfico hasta en un 80%.

El diseño sigue siendo igual, aun no se han decidido a ofrecer un rediseño, igual que los discos duros HDD y pantallas sin Retina,que siguen estando disponibles sin ampliación.