Apple ha catalogado mi equipo como vintage ¿Y ahora que?

apple vintage

Como orgullosos propietarios de equipos Apple, seguro que nos encantaría que funcionaran perfectamente toda la vida. Lo cierto es que Apple es una marca de gran calidad, que tiene una larga vida útil y que no suele darnos demasiados problemas, el precio de un Macbook o iMac se mantiene mucho más tiempo que cualquier otro ordenador. Sin embargo, la firma tiene una política de clasificación de equipos muy estricta, y cuando ha pasado un período de tiempo concreto, todos los productos se convierten en equipos vintage. Veamos cuales son las características de un dispositivo clasificado de este modo. También veremos qué es lo que sucede cuando nos encontramos con que tenemos equipos vintage de Apple.

¿Qué es un equipo vintage de Apple?

La principal diferencia entre un equipo antiguo y uno vintage es el tiempo que hace que dejó de fabricarse el producto. Desde que deja de estar en el catálogo de Apple, se cuentan 5 años para que se clasifique como vintage, a partir de 7 años se considera obsoleto. A partir de ese momento, en la mayoría de países no hay asistencia técnica ni piezas de repuesto, dejando desamparado al usuario que requiere de una reparación. Esto suele pasar con todos los dispositivos, dejan de tener la capacidad para utilizar según que programas o sistemas operativos, pero Apple ha llevado esto un paso más allá y ha establecido unos plazos muy cortos de obsolescencia programada.

Qué sucede cuando tenemos un equipo vintage

Una vez que el equipo en cuestión pasa a la lista de dispositivos vintage, Apple deja de prestar servicio de asistencia por completo. Los usuarios se quedan sin soporte ni la posibilidad de pedir piezas de repuesto. La firma asegura que ni siquiera los proveedores o las Apple Store pueden hacerlo.

Es decir, que si tu iPhone, iPad o Mac ha sido catalogado como vintage, en caso de que haya algún problema de funcionamiento Apple no te ayudará a solucionarlo. Por lo tanto, si tienes un ordenador o dispositivo portátil, se avería o tiene problemas de funcionamiento y te hace falta repararlo, ninguna tienda oficial de Apple o servicio técnico oficial podrá encargarse de hacerlo. Por eso, es importante saber si aún está dentro del listado de equipos con posibilidades de recibir asistencia o no.

¿Cómo puedo saber si tengo un equipo vintage?

En caso de que tengas alguna duda acerca de si tu equipo está considerado obsoleto, puedes preguntar en una Apple Store o consultar la página web de Apple. En ella hay una lista actualizada con todos los dispositivos fabricados por la marca desde su origen que se encuentran en el catálogo de equipos vintage. Si aparece el nombre y la fecha de fabricación de tu modelo, eres el propietario de un equipo al que Apple no prestará asistencia si necesitas una pieza o alguna reparación.

Zonas en las que la norma no se aplica igual

Solo hay unas cuantas excepciones a la norma de Apple para los equipos vintage. California y Turquía continúan recibiendo soporte hasta que han pasado 7 años, en lugar de 5. También en Francia hay algunas excepciones al respecto. Por lo tanto, en algunos casos se puede tratar de recurrir a estas zonas para localizar piezas y repuestos con los que hacer reparaciones. Aunque no es una tarea fácil.

¿Tener un equipo vintage supone algún inconveniente?

En el caso de que el funcionamiento del equipo siga siendo normal, no tiene por qué haber problemas al usarlo. Como hemos dicho, los equipos de la marca Apple son de muy buena calidad, y están diseñados para funcionar durante un largo tiempo.
Sin embargo, en caso de que por alguna razón haya una avería, un golpe o una caída, sí que nos podemos encontrar con un problema a la hora de volver a disfrutar de este. La falta de piezas y asistencia oficial puede traer algún que otro dolor de cabeza. Sobre todo cuando se trata de un equipo que utilizamos mucho, por ejemplo un MacBook para trabajar o nuestro inseparable iPhone.
Además, algunos equipos con mayor antigüedad no están catalogados como vintage, sino que entran en la lista de dispositivos obsoletos, aunque funcione perfectamente. Estos son aquellos que tienen más de 7 años, para los que Apple no presta servicio en ningún lugar del mundo.

Si un equipo vintage se avería, ¿no hay nada que hacer?

Después de ver todo esto, puede parecer que un problema de funcionamiento en estos equipos los relega a la categoría de un simple adorno, pero nada más lejos de la realidad, a día de hoy, en 2018, equipos de 2010 o 2011 ofrecen buenas prestaciones para usuarios que no requieran un gran rendimiento y se siguen vendiendo en el mercado de segunda mano a un precio impensable para otras marcas.

Una de las cosas que se pueden hacer es reciclar el equipo. Apple acepta una serie de dispositivos vintage, incluso obsoletos, a quienes quieran renovar su equipo. Dependiendo de cuál sea, la marca puede ofrecer un descuento para la compra de uno nuevo. O retirarlo y reciclarlo adecuadamente, reduciendo el impacto ambiental que tiene la eliminación de determinados materiales.
También puedes reparar tu equipo en un servicio ténico alternativo como el nuestro, en iRepairs podemos reparar cualquier dispositivo Apple, pues llevamos años haciéndolo y reparando equipos de varias generaciones.. Esta puede ser la mejor solución si lo que quieres es seguir utilizándolo y alargar su vida útil todo lo posible sin dilapidar el dinero. El hecho de que Apple considere un equipo como descatalogado y antiguo no significa que no siga siendo un estupendo dispositivo. De hecho hay MacBooks, iPads y otros que siguen funcionando perfectamente mucho más allá de la fecha que se plantea Apple.

¿Qué tener en cuenta a la hora de reparar equipos vintage de Apple?

Si te decides por hacer la reparación, es importante que lo hagas con un servicio técnico de confianza. Uno que esté especializado en dispositivos de la marca, para que el funcionamiento siga siendo el mejor posible.
Otro de los factores que deben tenerse en cuenta es acudir a un servicio que pueda ofrecer garantía. Algunos reparadores se limitan a colocar las piezas de segunda mano o reconstruídas, pero no garantizan que el arreglo vaya a funcionar, y hasta pueden empeorar la situación (lo vemos a diario y muchas veces rechazamos ordenadores que han pasado por manos poco cualificadas por suponer un rompecabezas reparar los múltiples destrozos o resultar irreparables por que han «abombado» las placas), por lo que puede suponer una pérdida de dinero importante. Un buen servicio de reparaciones debe ser transparente y decir si el arreglo funcionará, proporcionando una garantía de que la reparación es posible. En caso de que no sea así, un técnico de confianza te indicará que no hay nada que hacer, y que la avería no es una opción. Puedes guardarlo como recuerdo o reciclarlo.

Así que ya sabes, antes de perder toda la esperanza contacta con nosotros y te asesoraremos sin ningún compromiso sobre la viabilidad de darle una segunda vida a tu Mac, somos especialistas en equipos Apple y cada día reparamos numerosos equipos vintage y obsoletos que han caído en el olvido para Apple, sobre todo Macbook e iMac.